11. El déficit de US$ 11 millones que nadie sabe cómo se cubrirá

El bypass de 28 de julio no deja de sorprender. No solo es ahora la obra que ha generado que más de 200 familias queden en el abandono total tras el incendio de la Comunidad Shipiba de Cantagallo, pese a las mentiras que Castañeda y sus funcionarios plantean, sino que cada revisión de cada documento que va apareciendo tiene más y más irregularidades que solo demuestran que sin duda, la gestión solidaria ha cerrado un negocio que nos terminará costando a todos los limeños. En esta ocasión, una serie de documentos revelan que el bypass ha terminado costando más de lo pensado (raro ¿no?) y que el dinero del fideicomiso de lo que fue el proyecto Río Verde, no da para más.

La pasarela que Lucho quiere construir a toda fuerza / Foto: Captura de YouTube

La pasarela que Lucho quiere construir a toda fuerza / Foto: Captura de YouTube

Por Francisco Pérez García
@franco_alsur

Foto de portada:
Fondo @LimaNuestra / Fotocomposición: Spacio Libre

Directo al grano. El bypass de 28 de julio se excede en costos y el dinero del fideicomiso, de lo que fue Río Verde, está a punto de hacerse humo para solventar el mantenimiento y la alucinante pasarela aérea, capricho de Lucho. Hay un déficit de casi 11 millones de dólares, que posiblemente saldrá de tu próximo pago de impuestos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) o del fondo de alguna obra que tu distrito requería… o peor aún, del dinero que ya no existe para darle a la comunidad shipiba de Cantagallo, el derecho a una vivienda digna.

Vamos a desagregar, con documentos y referencias, y fundamentar por qué #elBaipásDeLucho se ha sobregirado.

Primero, vámonos hasta el 17 de marzo del 2015, la fecha en que todo pasó tan rápido en la Municipalidad. El día que se firmó el contrato con OAS para la construcción del bypass en la avenida 28 de julio.

contrato

En el numeral 5.4. de dicho contrato, OAS y la Municipalidad de Lima establecen que el precio referencial del Contrato es de US$ 48´538.070,59, sin IGV. El cual se descompone de la siguiente forma:

Construcción de la Plaza Nueva (Es decir la alameda que hasta ahora no se termina en 28 de julio) por un valor de 8 millones 118 mil dólares.

Construcción del bypass, por un monto de 40 millones 420 mil 22 dólares y 59 centavos.

Esto, sumado al 18% del IGV nos da un total de 57 millones 274 mil 923 dólares con 29 centavos.

Plata como cancha / Foto: Spacio Libre

Plata como cancha / Foto: Spacio Libre

Hasta ahí todo bien. Pero (con Lucho siempre hay un pero), el 23 de mayo de este año, las partes en mención (Municipalidad, OAS y Scotiabank en su calidad de “guardián” del fideicomiso) firmaron la famosa adenda al Contrato de Obra Plaza Nueva y Paso Inferior 28 de Julio del Proyecto Río Verde y Obras de Integración Urbana, que presentamos en un informe anterior donde se garantiza la construcción de la pasarela aérea, hasta ahora inexistente en proyecto alguno.

En dicha adenda (que pueden ver aquí) se menciona en el numeral 2 que las partes acuerdan incorporar al contrato de obra (ese flash del 17 de marzo de 2015) un monto adicional correspondiente a la ejecución de obras para la “Integración Paisajística del Campo de Marte y el Parque de la Exposición” (es decir la pasarela aérea) por un monto referencial de 10 millones 704 mil 242 dólares y 71 centavos.

Y ojo, que faltan los 4,6 millones de dólares de la compra del terreno de Campoy que la Municipalidad ha vuelto a poner en venta, tal como informó el periodista Daniel Yovera. Por lo cual, el fideicomiso recibido por la gestión Castañeda no es de 74, sino de 70 millones de dólares aproximadamente.

EL DETALLE DEL MEF

Aquí otro “pero”. En el año 2015, en pleno laberinto de la construcción del bypass, el Ministerio de Economía y Finanzas solicitó a sus diversas direcciones, remitir informes de análisis sobre la construcción del bypass. (Informes, cuyo resumen fue remitido a Contraloría -¿aló señor Alarcón?-)

Entre esos informes, existe uno de la Dirección General de Inversión Pública que señala lo siguiente:

deficit3

Es decir, el 22 de junio de 2015, la Muni le decía al MEF que el estimado del monto de la obra era de más de 57 millones. Y adicionalmente la operación y mantenimiento (para 20 años, alucinante) era de 13 millones 200 mil dólares, con lo cual se tenía un costo aproximado de 70 millones 474 mil dolares y 923 centavos. (Ojo, no incluimos estudios y diseños.)

Y dice el MEF que como el monto era inferior al fideicomiso entonces EL PROYECTO NO REQUERÍA PASAR POR EL SISTEMA NACIONAL DE INVERSIÓN PÚBLICA.

¡Momento! ¿Cómo que el monto era inferior? Si el fideicomiso era de 70 millones tomando en cuenta que faltaban 4,6 millones de la compra del terreno de Campoy.

Claro. El monto se redondeaba a 74,5 millones si es que se concretaba la venta del terreno, que aún sigue abandonado y a la espera de un buen postor, pero claro, igual si se recupera ese dinero (a costa de los shipibos) igual hay un tremendo billetón que no se sabe quién lo va a cubrir.

Si ya te hiciste bola con tanto número, este cuadrito te ayudará a entender.

deficit-total

Ojo. Aquí no estamos incluyendo los costos de los estudios y diagnósticos de la obra. / Elaboración Francisco Pérez García (Spacio Libre)

Entonces si revisas el déficit, hay casi 11 millones de dólares actualmente que nadie sabe de donde van a salir (Okey, 7 millones si es que venden el terreno que era para los shipibos).

Señor Castañeda, ya sabemos que no le gusta responder preguntas incómodas, o solo responden las alabanzas del congresista Salaverry o de sus amigos fujimoristas, pero igual quisiéramos plantearle estas interrogantes:

1. ¿Cómo hizo para comprometer un presupuesto de más de 81 millones de dólares si el fideicomiso solo era de 74,5 millones, de los cuales 4,6 aún no han vuelto a la caja?

2. ¿Le ha informado al MEF que ha comprometido casi 11 millones de dólares adicionales?

3. Y lo más importante ¿le va a explicar a los limeños de donde va a salir el billete para cubrir esos 11 millones?

Si alguien de la Muni nos lee, sírvanse respondernos.

Un post data justo y necesario. Gracias a la gente de Lima Nuestra por ayudarme a desentrañar y entender toda este entramado que comprende un presupuesto que es con el dinero de todos los limeños.

2 comentarios en “11. El déficit de US$ 11 millones que nadie sabe cómo se cubrirá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *